kike282002@yahoo.com

sábado, 10 de agosto de 2013

“La José y los Activos 100%”
            Cuando coloqué un aviso en el diario El Comercio buscando Cocinero se presentaron varios postulantes, normalmente elegía para mis negocios a aquel hombre que por su pinta, su rostro, su porte  o sus cejas me gustaran más y porque no decirlo también me dieran  más confianza como trabajadores. Cuando apareció  José era todo lo contrario que yo buscaba, él era muy delgado, feo, trigueño, pelo ensortijado, amanerado, era claro que era la típica loquita de barrio que aprendió a cocinar.
 Sin embargo en aquella fecha escogía al candidato  que seguramente era él más atractivo, pero  resultó que éste  se había equivocado de oficio, estoy completamente seguro que mejor le iría de stripper ya que tenía un cuerpo grande, fuerte, unos hombros anchos, piernas gruesas  y un aparente paquete entre las piernas que “prometía”. Pero como el cocinero que yo  necesitaba para mi negocio…. No era lo que yo buscaba.
Pero como aparte del placer lo que más me gusta era el dinero, no me podía dar el lujo de mantener en la cocina de mi negocio  a alguien que por muy guapo que fuera,  era un inútil cocinando. Así que después de probarlo en el trabajo un día lo mandé a su casa inmediatamente. Sin muchos otros postulantes que me convencieran llamé a “La José”, aquel chico desgarbado y oscurito. Y así vino  “La José” al día siguiente, practicó un día, su trabajo me convenció, era dedicado, callado al principio, hacía sus labores sin chistar, siempre activo en la cocina, ordenado, nada de lo que su apariencia física me haya convencido al principio.
La José, vivía en Villa el salvador, tenía en aquel entonces sus 24 añitos, era la bebita del local, El dueño gay y la cocinera mariconcita, yo  tenía aparte 2 mozos y 2 ayudantes de cocina que a la sazón eran juguetones, hacendosos, limpios y por supuesto “guapos”.  Al seleccionarlos no descartaba la idea de llevármelos a la cama en algún momento, ellos necesitaban el trabajo y yo placer. En ese entonces era un cambio justo para mí.
Con “La José”  trabajamos unos 2 años y meses, en ese entonces también forjamos alguna amistad, La José se “soltaba las trenzas” en el trabajo y era algo que yo lo aceptaba con alegría porque siempre tenía las cosas en la punta de la lengua para decirlas, y aunque no era una loca escandalosa, más bien lo definiría incluso como una loquita discreta, también concursaba en pequeños shows travestís que se daban en discotecas en Villa el salvador, nunca lo vi travestido, pero lo que siempre supe era que tampoco ganó ninguno de los certámenes a los que se presentó.
José provenía de una familia muy humilde, de unos padres que eran testigos de Jehová, alguna vez charlando una noche de la vida mientras esperábamos que llegase algún comensal, me contó que cuando su familia se enteró que él era gay por un chisme de un “hermano” de dicha religión, sin más ni más lo botaron de su casa a los 18 años, para ese momento ya tenía su pareja, algo mayor que él  trabajaba de empleado no sé dónde, se fueron a convivir a un cuartito.
Aún seguían conviviendo, ya tenían como 8 años de pareja y hasta donde me contó eran relativamente felices y estables. A su pareja un tal “Manuel”, le gustaba mucho como José se travestía para los shows, creo que llevaban una relación de Activo y pasivo en extremo. José trabajo de cocinero  en mercados, y aprendió y debo de decir que no lo hacía mal, tenía mucho criterio para su trabajo además cocinaba bien.
La José era juguetón y bien venenoso con todos, a todos les ponía apodos y todos se reían con él y de él, incluso algunas mujeres que llegaron por temporadas a trabajar a mi local se volvieron en sus víctimas de sus insidiosos comentarios, pero siempre lo tomaban a bien, nunca a nadie vi molesto ni que le jodiera sus bromas, incluso yo, y aunque nunca hablamos abiertamente de mis aventuras ni le compartí algún sentimiento o emoción gay de mí hacía él , solía dejarme llevar por sus bromas, y era porque él siempre separó su trabajo de la confianza que le di.
---------------------------------- 0 --------------------------------------
 Jhonny era un tipo tranquilo, yo de 29 y el de 28 años, fortachón como siempre me gustaron, hacía pesas, tipo blanco cajamarquino, vivía en lince, cuerpo aunque no definido, sin embargo verlo venir con camisa y pantalón de tela era una  rica experiencia. Más alto que yo, de 1,70cm aproximadamente, algo velludo sobre todo en las piernas, un pene de 16cm.apróximadamente,  venoso, glande redondito y  prominentemente rosadito y unos vellos púbicos  bien negros que sobresalían en su abdomen plano, con un ombligo chico, brazos prominentes, fuertes, me sentía protegido cuando me abrazaba, harto “besucón” , harto cariñoso. Estaba terminando su carrera universitaria de economía  y planeaba viajar a Europa a seguir una maestría y quedarse por allá, puesto que la mayor parte de su familia vivía y estaba distribuida entre en Frankfurt, Lisboa, Madrid y Paris…. o al menos eso me contó.
Yo le solía decir con cariño mi “Jhonny Bravo”, así como los dibujitos animados que existía en aquellas épocas, si bien se definía como gay, en más de una vez mencionó su intención de casarse y tener hijos y familia, a veces cuando me comentaba eso entrabamos en un debate de que es ser gay, debate inútil por decir lo menos, ya que era cerrado en su posición.  Todo bien en perspectiva, buena charla, cariñoso, inteligente, educado, hasta diría buen amante, sin embargo había un detalle que al final del sexo terminaba por dejarme pensativo y muy incómodo.
El previo era excelente, me lamia todo y por todos lados, me sentía peor que chupetín de niño adicto al azúcar y con caries, sus caricias eran suaves y rudas cuando debían serlo, le gustaba engreír, daba susurros al oído, era apasionado, antes de llegar a la penetración ya nos habíamos tocado cada centímetro de nuestro cuerpo, el mi panza y  mis rollitos y yo todo su duro y delicioso cuerpo, jugábamos a hacernos masajes, desde el cuello por toda la espalda, sus nalgas, nos hacíamos estimulación anal mutua con la yema de los dedos y con lamidas.
Observé  que curiosamente cuando lo estimulaba muy suavemente en su ano, todo su cuerpo se excitaba, solía pasarle la lengüita muy suavemente, su culo era riquísimo, limpiecito de todo, hasta olía muy bien, su anito era una suerte de labios humanos a punto de dar un beso. Y mientras más sentía su comodidad y su placer al yo hacérselo, más me excitaba. Bien podríamos haber estado horas en esa posición del 69, yo boca arriba y el encima de mí boca abajo chupándonos los  testículos y nuestros penes. Podía sentir su enorme placer al estimularle su ano con un poquito de salivita. Su cuerpo hasta temblaba de la emoción cuando ponía mis dedos o mis labios en su esfínter.
Era rico hacerle “el beso negro”, dándole besitos, mordidas suaves, doblándose y quebrándose  cuando yo le hacía un beso negro el cogía mi pene con fuerza y eso me quitaba el morbo, porque no medía su fuerza, lo estiraba hacía abajo  causándome algo de dolor en el estribillo de mi miembro, era como si se desesperara por ratos, y aunque le decía que no lo haga o que tenga más cuidado, el incurría en eso nuevamente.
A la hora de penetrarme eran momentos dulces, era como después de haber hecho el amor como 2 horas, compartidas en caricias, besos apasionados, lamidas, masajes, pasar las yemas de los dedos muy suave pero muy suavemente por nuestros pechos, espaldas además de sus  costados ,las  piernas , testículos, nalgas, glúteos, y pies, sobre todo los pies, con él aprendí el gran placer que existían en los pies, en las plantas de los pies, en hacerles sus respectivos masajitos, evitar las zonas cosquillosas y centrarse en los movimientos ya sea con las yemas de los dedos o incluso el filo de las uñas en las zonas realmente erógenas, las que zonas que te extasiaban.
Sin embargo cuando me penetraba no había cuando termine, según él gozaba hacerlo, pero no había cuando eyaculara, yo no creo que las penetraciones deban de ser largas y gozo mucho cuando duran lo suficiente, que se yo ¿?, 15 a 10 minutos, particularmente no creo que deba de ser más tiempo.
 Se de pasivos que toleran mucho más  tiempo, pero son aquellos que solo se dedican a ser penetrados y no hacer algo más. Mis previos suelen ser largos y disfruto mucho explorar el cuerpo de mi amante de turno, y por explorarlo quiero decir, besos, lamidas, caricias, masajitos, colocar mis yemas de los dedos y pasarlos suavemente por toda su piel, su cabello, masajear su sexo, etc.
Las veces que me lo hacía terminaba adolorido, incluso yo eyaculaba y en los que a mí respecta “la fiestita” se había acabado, no logro tolerar una penetración por mucho tiempo cuando ya me he “venido”. Sin embargo el insistía en seguir penetrándome y siempre me decía: “YO ME DEMORO EN DARLA”. Pues bien yo no estaba dispuesto a seguir esperando como si estuviera en la “cola del banco”.  La primera vez me comprendió, lo masturbé y después de mucho ir de arriba abajo con mi mano. Eyaculó. Las siguientes veces  que nos encontramos, los previos como siempre eran geniales, pero luego ya para mí era una tortura suponer que me penetraría y se tomará todo el tiempo del mundo para lo que él llamaba hacer de “activo”.
--------------------------------------- 0 -------------------------------
“La José” después de tiempo de trabajar para mí empezó a faltar al trabajo,  en el mejor de los casos llegaba  tarde. Era una situación que en algún momento se tornó insostenible, yo no podía confiarme que un día venga, porque simplemente faltaba, lo hacía porque se amanecía con su pareja tomando en la disco. Le llamé la atención varias veces, pero solo se corregía unos días  y semanas después volvía a las andadas.
Un día tuve la oportunidad de conocer a su pareja, un tipo gordito, de mi edad aproximadamente. Charlamos poco, entró al trabajo, preguntó por José esperó que salga de trabajar  y se fueron juntos.
Le hablaba a José a veces en tono enérgico y otras pausado como si le hablara a un amigo en problemas, le preguntaba que le sucedía. Me hablaba de “problemas con su pareja, que era celoso”. La verdad no tenía muchas ganas de inmiscuirme en sus problemas de pareja, porque mezclar esos temas en el trabajo y ofrecerme a comprenderlo, sabía que me iba a ser parte de su vida, y al final yo quiérase o no me iba a perjudicar de todas formas.
 Y pasó lo que muchas veces le había advertido, lo despedí, no tuve otra alternativa. Me entró mucha pena,  pero definitivamente su situación laboral se había complicado mucho y lamenté haber tenido que tomar esa decisión, porque en el fondo le tenía mucho aprecio.
-------------------------------------------- 0 --------------------------------
Le dije: Jhonny y ¿si te penetro yo?.. Te gusta mucho que te estimule “ahí atrás”.
Él me dijo: No!.. Una vez lo intenté y me dolió mucho, además sé que eso no es lo que me gusta. Lo sé.
Le dije: Pero Jhonny, mira he notado que cuando  te estímulo en el culo  tu cuerpo se éxita mucho, quizás si lo hacemos despacito, además yo no la tengo “grande”, no creo que te lastime, ¿si no te gusta?.. No lo volvemos a hacer y ya!. Además me duele cuando te tomas mucho tiempo en penetrarme y ni siquiera terminas, eso me lastima y me frustra de alguna manera, porqué quisiera que llegues al climax.
Jhonny: Pero si no dices que eres Pasivo ¿?.. Tienes que aguantarme, Todos los pasivos me aguantan y porqué tu no ¿?.
Le dije: Pero Papi, mira a ver por experiencia sé que cuando tu gozas estimulándote analmente es porque sientes placer, porque no llevar “ese placer”  más allá. Mira una vez leí que cuando  los hombres se demoran en eyacular……y esto es en general ah!.. Heterosexuales, homosexuales, es porque hay una “falta de estímulo”, ósea que bien te puede gustar que te penetre, si cuando meto suavemente mis dedos siento como tu cuerpo se tensa, como tu pene se pone mucho más duro, como tu piel suda, como jadeas, siento tu respiración como se acelera, además somos tu y yo en la cama, ¿quién más lo va a saber?
Me dijo: Vaya que observador, no pensé que veías todo eso en mí. Mira terminemos como siempre me ayudas a masturbarme y ya!..
Le dije: Estás seguro que quieres solo eso ¿?. Mira que la pasamos bien en la cama, además no vas a ser “más gay” porque te dejes penetrar, eres tan homo que yo. El sexo es libre dejémonos llevar, eso es todo.
Ya te dije que No!.. Ya mámamela y terminemos. Esta charla me está incomodando un poco. Y así molestos terminamos el sexo aquel día.
--------------------------------- 0 -------------------------------------
Varios  días después cuando estaba teniendo una buena noche de sexo con Jhonny, mientras esperaba que por alguna vez en la vida eyaculara dentro de mí, incluso me arriesgué a hacerlo sin preservativo pensando que el condón le quitaba cierta sensibilidad como es lo que se dice por ahí.
No lo hacía mal debo de decir, incluso era delicioso sentirlo, gozar  de sus duros golpes de cadera en mis nalgas o en mis glúteos. Le había dicho minutos antes del coito: Papi por favor no te demores mucho.
Me dijo: Haré lo puedo. Ahora creo que sí. _¿ Normal si me vengo adentro?
---- Sí papi, sería rico sentirte adentro, sentir tu leche dentro de mí. Vamos Bebé.
Y... así sacrifiqué mi propia excitación, no me auto estimulé para no eyacular y así poder darme el gusto de aguantarlo mucho más tiempo. Y empezamos la faena sexual, Pose perrito, Pollito tomando agua, patas al hombro, de costadito, porque valgan verdades, Jhonny era bien ingenioso y bastante hábil  para las poses, al principio rico, había pasado mi propio record, 20 minutos aguantando  y gozando de su pene entrando y saliendo de mí como “Pedro por su casa”, me había dilatado lo suficiente como para no tener problemas. Solo miraba el reloj de la mesita de noche de reojo por ratos, eran las 02:20 am cuando empezó a penetrarme, luego, miré eran las 02:50am, luego 03: 10am, siempre diciéndome cosas como:
¿Te gusta?, ¿Quieres más?,…Que rico culo tienes, ¿sientes mi pene? , y todas esa cháchara de palabritas y frasecitas sexuales que uno aprende a decirlas y a escucharlas.
03:20 am... Tenía una hora de constante penetración, ya hasta se  me había adormecido el culo y prácticamente no sentía nada, me había asegurado previamente a todo esto y había usado buena cantidad de lubricante, así evitaría algún tipo de daño en las paredes de mi colón o mis esfínteres.
03:28am..  Incluso ya me estaba dando sueño, le dije: Papi ya?..
-----Espera, Un ratito más! – respondiese.
Pero ¿no la vas a dar no?--- le dije,
Me dijo: me desconcentras, ¿que no estas gozando? --- me preguntó.
Le dije: La verdad ¿?.. Hace rato ya no. Pero siento que por mucho que te esfuerzas  no quieres venirte, o no puedes.
Me miró a los ojos, sacó su pene, se puso de pie, tomo un poco de papel higiénico y mientras se limpiaba lo lubricado, renegaba. Puta madre contigo no se puede carajo!.... ¿No puedes aguantar un poco?
-----Un poco ¿?—Un poco..¿? …Llevas más de una hora en plena penetración, cuánto más quieres que te espere ¿?,. en algún momento pensé que era yo, que quizás al ser algo estrecho, o la falta de costumbre quizás no te esperaba mucho tiempo, pero veo que la cosa no va por ahí, eres tú el que no quiere o no puede eyacular. El problema es que al principio todo es genial, los previos son buenazos contigo, pero luego, si no quieres eyacular al penetrarme .Solo dímelo, y vemos como lo hacemos. Pero no fuerces una situación que a mí me resulta incómoda y hasta en ocasiones dolorosa.
Empezamos a discutir, me dijo: Pero como los demás me aguantan mucho más tiempo que tú y no me dicen nada.
Dime la verdad: la das cuando penetras ¿?, no soy nuevo en esto Jhonny , he visto y he estado con  muchos hombres, yo siento que hay cosas que no resuelves de tu sexualidad.
--- Puta madre! Otra vez con eso ¿?.. ¿Qué me quieres decir?, que me gusta la pinga tanto como a ti ¿?
Qué no puedes entender huevón que penetrar es rico, que me gusta hacerlo.
-----Te pregunté si antes has eyaculado penetrando a alguien.. Si o no ¿?
----- La verdad no, pero disfruto mucho hacerlo. Supongo que algún día encontraré a alguien que me aguante, aunque no eres la primera persona que me lo dice, pero tú como que te incomodas mucho por eso, los demás solo me decían que ya no podían y ya.  Me incomoda que seas muy observador.
Le dije: Mira, yo tengo la certeza que quizás si te dejarás penetrar, tienes un culo bien rico…
----- No huevón, que parte de NO... No has entendido ¿?. No me gusta.  Me respondió molesto y casi gritando.
            Yo insistía mientras acomodaba la cama de lo revuelta que estaba.
---- Pero cuando te estímulo, cuando te chupo el culo, tu pene se pone a mil, se pone como una roca. A mí me gusta hacértelo, siento como tu cuerpo se tensa, a tu piel se le abren los poros.
Mira amigo, Yo más adelante voy a casarme  y voy a tener mi familia y esto es un vacilón y ahí queda. Si me penetran de repente me gusta la vaina, y término peor.
Le dije: Pero quién habla de tu vida a futuro, solo te hablo de sexo, tu sexualidad es una cosa y lo que hagas con tu vida es otra. A ver y cuando has estado con flacas ¿? Que tal te ha ido?
Me respondió molesto. Y dale con eso, “Oe causa tu eres mi psicólogo o qué” ¿?.. a ti que te importa cómo me ha ido con las flacas, esa es mi nota.
(Entendí por la palabras que las cosas al parecer no habían le habían ido tan bien que digamos).
-----Le dije, Mira no es mi intención discutir, solo que la verdad a mí me gusta y yo entiendo por tener sexo cuando se llega al clímax  y se eyacula, y quizás tengas razón no soy quién para decirte como gozar, pero solo te digo lo que a mí me incomoda, tú me presionas para penetrarme y bien, a mí me gusta…. me encanta, tú  me gustas mucho, pero cuando estás haciendo eso mucho tiempo, como que se le pierde “el chiste”.
Y lo que yo quiero es gozar, gozar tu pene, tu cuerpo  gozarte a ti, gozar el momento.
----- Y yo no te hago gozar ¿? me dijo.
----- Le intenté responder: eso es lo que te estoy explicando…
BRRRRRRRRRRRRRRR ….BRRRRRRRRRRRRRRRR
En ese momento sonó mi celular que estaba en la mesita de noche. Eran más de las 03:45 am. Lo primero que me pregunté, era quién me podía llamar a esta hora ¿?.----- Espérame un momento le dije.
Me respondió, sigue no más ya me voy a cambiar. Y se dirigió al baño a lavarse.
----- Espérame Jhonny, charlemos, no te molestes.
----- Me respondió, no causa, ya es tarde, ya me  voy. Sigue no más responde tu celular.
----- Alo ¿?----- ¿Quién es? (estaba molesto por la discusión, por la forma como Mi amante ocasional tomaba las cosas, y porque me llamaban casi a las 04:00 am).
----- Hola Enrique, soy yo... José. (Era una vez tenue, suave, y alcoholizada)
----- José ¿? Le dije, No reconocí en un primer momento la voz, pensé que era algún amante anterior.
----- José pues, él que trabajó para ti, ahí en la cocina del “restoran”.
----- Ah Hola José, porque me llamas a esta hora, es tarde. ¿Algún problema?
----- (empieza a llorar), Mi vida es una cagada Enrique, lamento llamarte a esta hora, sé que es tarde, pero no tenía con quién hablar, pensé en hablar contigo solamente.
----- Le dije: Ay José!... estas borracho, como se te ocurre llamarme a esta hora, dime si es urgente, porque si me llamas porque peleaste con tu pareja ¿?.. Si quieres hablar ven mañana, pero en la tarde porque ya sabes que en la mañana estoy ocupado.
----- No Enrique, no es mi pareja, ósea si lo es, pero ya “no está a mi lado”, ya “se fue”.
----- Pero José Uds. Pelean y vuelven, pelean y vuelven, ya regresará,
----- No Enrique, No me entiendes, se fue definitivamente.
(En eso regresó Jhonny del baño), y me dijo: Ya me voy, conozco la puerta, sigue hablando no más!.
Para eso ya me había puesto un short que usaba para dormir, le dije: espérame un segundo por favor mientras seguía al otro lado con el celular en la mano.
Jhonny molesto me dijo tajantemente, “no tengo tiempo, estoy apurado”, y empezó a caminar hacía la salida.
Y yo ya más molesto e incómodo con la situación, le dije a José: Llámame  o ven mañana José estoy muy ocupado. Estas no son horas de llamar.
José que al otro lado de la línea había escuchado mi conversación  y entendió la situación.
----Me dijo: Ah! Estabas ocupado, quién como tu Enrique, siempre admiré la forma como llevas tu vida, la suerte que has tenido en la vida.
Mira José, ahorita no te puedo atender, hablamos mañana, ven a buscarme y charlamos…sí ¿?.
----- No Enrique, solo llamaba para hablar con alguien, sabes que no tengo a nadie en quién confiar, disculpa si te molesté, pero llamaba para despedirme también.
Aunque me despediste de la “chamba”, yo sé que tuve la culpa, y te comprendo.
Yo mientras iba caminando detrás de Jhonny a modo de retenerlo o llevarlo hasta la puerta para despedirlo, y con la tensión de una charla que no había concluido.
-----  “Espera un toque Jhonny por favor”, le decía mientras tapaba con la mano  el celular para que José que estaba hablando en ese momento, no me escuchara.
Jhonny de espaldas a mí, bajaba las escaleras, seguía caminando  por el pasillo hacía la puerta de la calle y solo atinó la levantarme la mano y con su dedo diciéndome que no, que no se detendría y seguía su marcha.
----- ¿Despedirte me dices?.. ¿Te vas de viaje?-----le dije a José.
---- Sí me voy de viaje, ya te enterarás, no te interrumpo más. Adiós Enrique. Buenas noches.
----- Ya José vienes mañana aunque sea para despedirte,….y colgó.
Jhonny no entendía razones, se fue molesto, me dio la mano sin siquiera mirarme a los ojos y se retiró de mi casa apenas abrí la puerta.
------------------------------------------  0  ---------------------------------------
Tres semanas después, llegó a mi local mi primo, “Grecia” (su nombre de Batalla), y Carlitos para los que lo conocemos de niños. Él o ella  los fines de semana y feriados se travestía, y vaya que le quedaba bien la ropa, siempre ha practicado deporte / Obviamente voleibol /, hasta estos días que han pasado casi una década de esta historia que hoy les relato, tiene un cuerpo duro, “Grecia”, no es feo, es blanco, castaño, se ha sometido a Peeling, se ha puesto grasa en el culo, y bueno en la penumbra de la noche y con harto maquillaje además de pelucas desde las negras azabaches, pasando por las de color rojo, castaño o rubio, siempre se le ve bien.
En aquellos tiempos Grecia solía ir a las discotecas de Villa el Salvador, San Juan de Miraflores y Villa María del Triunfo, donde había  Bulevares. Y según él “harto punto”, “hartos contratos”.
 Se le veía tan bien a él con su grupo de amigos también travestís, que no faltaban los hombres que lea invitaban los tragos y las sacaban a bailar y por supuesto a manosear los enormes traseros algunos verdaderos y otros solo de esponja. No faltaba las travestís o transexuales con tetas y culos y con unas cinturitas tan delgadas de las seguidas y permanentes liposucciones a las que se sometían. También tenían  amigas “Triunfadoras” y con dinero que   llegaban de visita al Perú después de prostituirse en Europa.
“Hombres bien Machos” decían que captaban, pseudo heterosexuales que quedaban prendado de las bellezas y curvas esculturales de estos travestís de la noche, a quienes les robaban desde besos, sexo al paso y porque no decirlo una que otra billetera de algún infeliz borracho. Gajes del oficio supongo.
 Con “Grecia” o Carlitos desde que ambos sabemos que éramos los homosexuales de la familia, llevamos una cordial y graciosa relación. Aunque su mundo Gay  era totalmente diferente al mío, las veces que nos encontramos suele ser un mar de chistes y chismes de medio mundo.  Y por supuesto un mar de risas constantes, ya que es curioso pero es muy cierto que los hombres, vecinos, amigos, conocidos en común del barrio donde vivimos…  en la cama le cuentan  muchas cosas. Y no dudo ni un ápice que lo que me cuenta sazonado con una dosis de humor negro y harto veneno marica sea totalmente cierto.
Grecia me dijo: Te cuento “triquina” ….
(Es uno de los tantos apodos en alusión a una enfermedad que solo tienen los cerdos)
---- A que no sabes quién se mató ¿?...
----- Se mató ¿?.. Quién le dije, sorprendido por el comentario.
----- “La Fea de la José”, la cocinera que trabajaba contigo. ¿Qué no sabías?
----- Nooooo!!..(Sorprendido y apenado a la vez)...
----- Pero como así?,…él me habrá llamado hace unas semanas, un mes quizás, me llamó en la madrugada, borracho, yo estaba con un “punto” y no lo pude atender, que le pasó ¿?.. Me dijo que se iba se viaje, o algo así. Estas seguro ¿?
----- Sí, en la disco “El Bunker” hicieron un minuto de silencio. A la Maricona le había dado el “BU” /SIDA/, dicen que su pareja le contagió, su pareja se murió al toque, en los últimos meses adelgazó un montón el gordito, yo lo conocí,  a mí y a mis amigas nos coqueteaba pero era muy feo y chato.  Y “La José” ya no bajaba por la disco a los concursos que nunca ganaba. Jajajajaja-
----- Le dije: Oye ya basta ¡! No te burles, pobre chico, me dijo que quería hablar conmigo y yo no le hice caso, qué pena! Pucha me siento culpable, pero en ese momento no lo pude atender, estaba teniendo una discusión con un “huevón” cargoso.
----- pero que ibas hacer ¿?... la loca ya había tomado su decisión, se había comprado racumín y gaseosa, dicen que la encontraron a los 3 días cuando la dueña de la casa donde vivía abrió el cuarto porque ya estaba apestando, la encontraron en espuma en la boca y así como recostada acurrucada  de dolor en el piso. Ya estaba hinchada dicen. A su pareja lo había enterrado 01 mes antes, dicen que de TBC. A  “La José”  le dio miedo terminar así y decidió matarse.
----- Y su familia --- le dije ¿?
Nadie los conocía, eran de otra zona de Villa, después dicen que los han ubicado, pero ya la habían enterrado, las locas peluqueras de  por ahí hicieron una “chanchita” para  enterrarla.
 Salió en la Tele, no viste ¿? Yo pensaba que sabías.
----- No. No vi nada. Me acabo de enterar.
----- Pero me dices que te llamó en la madrugada ¿?.. y estabas con un punto ¿?.. Sí.. Justo estábamos discutiendo porque para mí que el huevon es moderno, y lo malo de él es que cuando penetraba se demoraba un montón, y nunca terminaba. Pero cuando lo “sopeaba”…bien que se alocaba.
----- Ah sí… De esos hay… Yo cuando me lo hacen aguanto,.. Si son “chilis”, al toque los hago terminar, pero si son “chalas” es rico, cuando no terminan, yo les digo: “ay papi” estoy algo malita”,.. Mi marido me ha tirado duro ayer, y me duele un poquito. Y ya… los dejo. Pero ponerme a discutir ¿?.. no. Salvo cuando me pagan, ahí si normal, “chamba es chamba”. jajajajajaajaja
 ¿A ti también te pasa? ---le pregunté.
----- Claro, pero Uds. Los modernos creo que son diferentes, se hacen problemas por las puras. A mí siempre me tocan arrechos, y al toque la dan… Pero si, si me ha pasado asentó.
Nunca fui a su tumba a visitarlo a “La José”, lo enterraron en uno de los que dicen que es el cementerio más grande del mundo, y que queda en el distrito de Villa María del Triunfo en la zona  de Nueva Esperanza. Supongo que su alma no aguantó tanto dolor y además tuvo un temor inmenso a su final,  se quebró y decidió poner punto final a vida, por supuesto lamento no haberlo ayudado, quizás hubiera podido cambiar su destino. Nunca lo sabré.
De esa experiencia aprendí que quizás cuando un amigo te busca, debería darle un poquito de mi tiempo para escucharlo. Uno nunca sabe las cosas que pasan por la mente de las personas.
En cuanto a Jhonny Bravo, pues no hace mucho me lo crucé en un Sauna de ambiente.  Ya hecho un chico de ambiente. Con algo más de cuerpo pero manteniendo su belleza física. Creo que no me reconoció porqué a pesar que nos miramos no me saludó.
Hasta diría que se le nota que es gay. Se metió en uno de los cuartitos de “descanso” con otro tipo  mucho mayor que él, alto grueso, varonil y aparentemente con una “Gran Herramienta”.
----- Así que como lo  tengo de “Voyeurista” (mirón) --- lo que tengo de gordo, me acerqué a unos agujeros que habían en el marco de la puerta a intentar ver que lo que hacían adentro.

El tío más viejo lo “sopeo” tan rico que el en posición de perrito se arqueaba más la espalda, como dando el culo a más no poder, hasta que después lo penetró, y como gritaba la muy perra, de “Jhonny Bravo” ya no tenía nada…. Quizás era más una chica “SUPERPODEROSA”. Me masturbé, eyaculé con la sola imagen que entre angosta la pude apreciar muy bien para mi buena suerte. Y me fui.


No hay comentarios:

Publicar un comentario