kike282002@yahoo.com

viernes, 23 de agosto de 2013

EL MHOL, LUIS EL PERIODISTA Y YO - I

EL MHOL, LUIS  EL PERIODISTA Y YO - I
Era el año 1993, yo no hacía muchos meses que por esos azares del destino había llegado al M.H.O.L., (Movimiento Homosexual de Lima), una casona de Jesús María que era de una ONG, pro DDHH de las "Comunidad Gay Lesbiana Bisexual,  y Trans-género", un nombre muy pomposo para defender en buena cuenta derechos civiles de un grupo minoritario  de la sociedad.
Aprendí en una época muy difícil,  a superar muchos de mis complejos y  temores.  Aprendí que como Homosexual tenia Derechos  y deberes y que debía de luchar por ellos.
Ideas nuevas me invadieron, ideas revolucionarias en aquella época,  para un chiquillo de barrio escuchar a algunos de esos oradores, quizás algo extravagantes, me resultaba interesante y anecdótico. Alguna frases posteriormente las usaría para “Re – Aconsejar a las personas que se cruzarían en mi vida”
En aquel entonces si mal no recuerdo solo  Holanda tenía una legislación de avanzada.  Quién podría imaginar que algunos años después los movimientos Pro DDHH homosexuales, avanzarían con fuerza. Albergo que la esperanza que más temprano que tarde lleguen aquí.
 Cuando me decidí  ir un día de semana hacía la noche previa llamada con miedo y con la voz temblorosa, recuerdo que eran como las 5:00 pm. y me di como 3 vueltas a la manzana pasando por la puerta de dicho centro, entre animándome y desanimándome a entrar. Hasta qué me decidí.
Toqué la puerta y me recibió un chico  mayor que yo, grueso,  un poco más alto, de lentes, pelo ensortijado, y trigueño, con cierto amaneramiento me dijo:
Sí?,
...el mhol?.---le pregunté,
 /claro que era obvio que era el mhol, ya que afuera había un avisito en papel blanco con letras rojas que decía "MHOL", / ---
Me dijo inmediatamente: pasa, ..Tú nombre? (yo no respondí, tenía un nudo en la garganta, sentía que debía ser sincero pero quizás No Tanto),
... Hola, cómo estás?, yo soy José Manuel. ------como vio que  me demoré en responder. Me dijo no tienes que decirme tu nombre, puedes decirme cualquiera, eso me dio bastante confianza, y le dije que me llamaba "Juan", ---un gusto Juan pasa, siéntate, te voy a explicar que es lo que hacemos aquí.
El lugarcito donde me encontraba una vez entrado la puerta era una especie de recepción pequeña, con escritorio, una escalera de madera  hacía un 2do piso. Una oficina hacía un lado continúo que luego supe que era como una especie de consultorio psicológico y jurídico. La facha era la de una típica casona  de Jesús María  me imagino construida en los 1950 y tantos.
Tomé asiento y lo miraba fijamente, observaba como se expresaba con cierto amaneramiento que intentaba infructuosamente disimular, me explicó muy pausadamente que esa institución tenía ya varios años y se dedicaban a ayudar a las personas con problemas por causa de su identidad sexual, que habían muchos miembros y que estaría encantado de que yo participase de las charlas de autoayuda y debate que se organizaban 1 o 2 veces por semana. Qué ahí absolvería muchas dudas y podría hacer las preguntas que quisiera. Creo que la forma como me explicó todo eso me pareció genial, no intentaba "convencerme de nada", todo lo dejaba al tiempo y a mi criterio. Eso era menos presión  para mí.
Acepté participar un día, y precisamente ese mismo día había una conversatorio, me dijo José Manuel:
 Quédate!!...si ya has venido hasta aquí?...sería bueno para  ti ver que hacemos,....sí no te gusta?, al menos ya viste, y quizás ya no vuelvas por aquí....claro que la idea es lo contrario, queremos que vengas.
 ¿Si necesitas alguna ayuda? obviamente. Aquí todos somos discretos, nadie pregunta más allá de lo que quieras contar, y vienes cuando tú quieras. Sus palabras sonaban bien para alguien como yo que en ese momento me encontraba muy tenso.
Así que me quedé esperando unas 2 horas, posteriormente me enseño las instalaciones, me presentó grupos de chicos para que me acompañe en el local  y converse,  mientras José Manuel regresaba a su escritorio en la puerta principal. Era un salón mediano, típico de una sala de casona, con techos altos, un jardín donde habían habilitado unas oficinas de madera, también habían muchos afiches, que luego descubrí eran de promociones de salud, de orientación sexual, condones, prevención etc.
No recuerdo a quienes ni a cuántos  conocí aquella tarde, estaba muy observador y a decir verdad muy tenso, era un momento que era importante para mí, "definir mi sexualidad", claro que era obvio hace rato sabía  lo que era, pero ignoraba mucho de la "comunidad gay", en mi mente estaba que ser gay en este mundo era  la de ser el mariconcito  peluquero de la esquina, y creo que no me sentía bien dentro de ese papel. ---eso me asustaba mucho.
Charlé con los chicos que me presentaron, seríamos como 5 chicos si mal no recuerdo, me preguntaban si era nuevo, y cosas que luego entendí que lo hacían por sacarme información personal supongo que con la idea de "caerme encima" ( No es por hablar , pero feíto no era, además de bastante varonil ). En aquel entonces no había la difusión de celulares que existe hoy, y los teléfonos fijos o residenciales eran poquísimos y muy caros y ni hablar del internet pues, eso era una cosa futurista e inimaginable.
Ese día presencié lo que sería "mi primera reunión de autoayuda para gays ", presentándome ante los presentes, diciendo que me seguía llamando "Juan!", y bueno escuchando muchas historias, con el tiempo aprendí que ese tipo de reuniones son interesantes, se parecen a las reuniones de autoayuda de los alcohólicos anónimos donde todo el mundo se presenta y expone sus experiencias.
            Me sentí a gusto, y me sentí muy bien, por primera vez en muchos años de angustias sentía que mi vida sexual se encaminaba, que no estaba solo y que podría quizás algún día "sentirme orgulloso" de ser homosexual, me sentí muy bien, reafirmaba mis teorías de ser "diferente" reafirmaba mis sentimientos a que a mí me había tocado no ser la mayoría y que a partir de ahora se me venía una lucha intensa por demostrar que yo tengo la razón, y que  tengo mi razón!!!.
Sin embargo dicha reunión transcurría varias historias que a mi francamente me causaban indignación, hubo un chico, bajito de estatura , tendría sus 21 años, parecía un hombrecillo de la selva, trinchudo, feo a decir verdad, y con una piel bien trigueña, él contó que su familia lo había botado de su casa cuando se enteraron que era homosexual unos años antes, que lo dejaron literalmente  en la calle, y que después de caminar varias horas a la deriva sin tener un sol en el bolsillo y sin saber dónde dormir ni que hacer después, llegó al centro de lima, y empezó a prostituirse.
Su padre y hermanos lo habían expulsado pegándole y humillándolo de esa casa. Resulta que  un vecino lo vio conversando con un grupo de “ maricones”  muy lejos de su zona e inmediatamente fue a contárselos, esto indignó al padre que ya sospechaba de las andanzas de su hijo, pero hubiera preferido nunca saber más allá de lo que podría considerarlo aceptable.
Contó que se armó tremenda trifulca en casa, no sin antes su padre  le dio  una soberana paliza, por "des - honrar" el nombre de la familia, y aunque la madre en algún momento quiso ayudarlo, prefirió después mantenerse al margen y decirle a su propio hijo que se fuera de la casa, que quizás regresaría cuando convenza a su familia de que no lo maltraten, el solo lloraba y salió de la casa con lo que tenía puesto.
Así empezó de prostituto. Pasaron 3 años después de salir de su casa no sabía nada de su familia, solo que estaban bien y que su mamá había muerto no sé de qué...El en ningún momento tuvo el rostro desencajado, no se inmutó, ni se avergonzó de lo que contaba, al contrario, dijo que la vida le había enseñado a luchar duro, que después tuvo parejas a viejos que le daban plata y que hoy tenía sida. No tenía planes de regresar a esa casa donde quizás por la única persona por la que hubiera regresado, ya no estaba viva.
Llegó al MHOL, por una de esas campañas de prevención que esta institución solía hacer en cines, videos club, saunas, discotecas gays, etc y pedía que lo asesoren para recibir tratamiento y que era su primera vez también que estaba en este tipo de  reuniones y que le parecía "regio", jejejeje, --------todos estallamos en risas--- tenía un dejito medio raro, hablaba como cantando, por eso pensaba que el tipo era de la selva,
Amanerado y gesticulando con las manos como si fuera ya una señorita y las piernas arrejuntadas y los tobillos pegados, Una ropa ya maltratadita y algo desteñida, comprendí que quizás no se ocupaba mucho de su aspecto, de repente le faltaba dinero o no tenía lo suficiente.
Después de escuchar la palabra SIDA,  noté con más atención  que su semblante era demacrado, sus pómulos estaban como huesudos, y  tenía como algún tipo de sarpullido en la frente.
Antes al verlo, solo había pensado  que era un tipo delgado y feo, pero cuando habló de sida uno inevitablemente piensa en "cómo te vez".
Definitivamente su caso me dejo perplejo, pensé que mis problemas no eran nada con respecto a los que contó él, algunos otros asistentes también amanerados, hacían gestos de risas y cuchicheaban no sé ¿de qué?, cuchicheaban como niñitas escolares cuando se hacen cómplices y van para arriba y para abajo entre coqueterías bobas y haciendo y disfrutando hacerse las tontitas en el recreo.
Yo por un rato pensé porque  esas personas no se conmovían con dicha historia, por el contrario, quizás hasta disfrutaban que alguien dijera que es puto o flete, o que quizás contará lo mal que le iba en la vida, o era posible que se burlasen de su ropa, su forma de hablar, pero siempre había de que hablar.
Cómo sea, a ese chico trigueñito nunca más lo vi por el Mhol los meses que pasaron, alguna vez es posible que le haya preguntado a alguien si supo algo de ese chico trigueño, esa charapita feíta y directa, que la vida la había  tratado mal.
Y también es posible que esa persona me haya dicho que "ayudarla" no hubiera sido posible, ya que el Ministerio de Salud no tenía mucho presupuesto para las personas que Sida y que "seleccionaba en prioridad cada caso". En 1993, ¿si tenías Sida?, y ¿no tenías dinero?. Simplemente te morías!!..
Pienso que alguna  vez murió en algún lugar, y que nadie nunca la lloró, nadie que medianamente la pudo haber conocido, nadie se habría apenado.
 Yo si la recuerdo aún, su forma de contar su historia, su mediana risa cuando hacía sus relatos,  ese recuerdo me   hace meditar  ¿Qué cosa podría ser realmente malo para "ella", para que la estrese, para que la ponga al borde del pánico,......como cuando  no encuentro algo que se me perdió, o cuando reniego de algo que hice mal.... que curiosa es la vida, y como es cierto eso de que nos solemos ahogar en un vaso de agua.
El moderador, un viejo algo amanerado y canoso de unos 50 y tantos años llamado  Manolo, interrumpió la charla de este muchacho, y le dijo que ese es un tema muy importante en nuestra sociedad,----- Le agradeció con un gesto de deferencia el que nos haya contado a todos los asistentes su vida en resumen ----y luego se dirigió a todos los demás presentes y nos dijo :
“Qué debíamos luchar por que haya tratamientos para las personas con SIDA que el estado se había olvidado de ellos, y empezó a explicar como se detecta la enfermedad, tratamientos hasta ese momento y como se puede vivir con el Sida, que aunque había experimentos en USA y Europa, estos habían resultado  efectivos combatiéndola, más no curándola”.
Yo mientras escuchaba eso, se me venía a la mente Freddy Mercury, y su publicitada muerte solo pocos años atrás. y realmente sentía miedo si algo así  me fuera posible a pasar. Manolo nos decía a todos, "chicos usen condón", no pueden saber quién tiene y quién no, qué quizás alguien que se veía muy bien podría tenerlo " etc  y toda esa cháchara de la que muchos ya sabemos acerca de esta enfermedad.
Cuando me tocó hablar a mí, dije que me llamaba Juan que tenía 21 años y que había llegado porqué sentía que era gay y que quería saber más para poder defenderme y saber que haré con mi vida en el futuro.
Manolo pidió un aplauso para mí, por mi valentía de asumir mi sexualidad, ------realmente me sentí bien después de eso,  luego empezó a explicar cómo empezó él.
“ Lima era otra cosa hace muchos años, qué a él también su botaron  de su casa y que luego se hizo solo, que durante su juventud había sido bien “mandado ” con los hombres, y que odiaba esa hipocresía social , cuando debajo de las sábanas de las personas hay muchas cosas que se esconden”.
El asumió el reto de salir adelante en tiempos muchos más difíciles que le tocó vivir, Nos dijo que hoy  en 1993, las cosas eran mucho más fáciles que antes, y que hoy Todos los presentes deberían sentirse orgullosos de ser lo que son y que nadie tenía la culpa y que pese a todo vivíamos tiempos mejores que los que él vivió.
"Algún día se sabrá por qué algunos nacemos homosexuales" ...pero mientras tanto debemos seguir siendo los mismos, debemos vivir tal y como Dios nos ha mandado, .....---sí es que existe Dios claro!!..Esbozó!...
            Creo que a partir de esa charla muchas cosas cambiaron en mí. Sentía que si quería salir adelante como homosexual o como "gay", debía de empezar a luchar con muchas cosas e ideas que la sociedad me había enseñado hasta ese momento. Es como si tenía que volver a nacer, y ver la vida desde otra concepción total y diametralmente distinta.
Y me dije: Sí, sí puedo hacerlo. Decidí aceptar el reto. (Como siempre, nunca mido las consecuencias de mis actos)
En los meses y años posteriores  que asistí a ese lugar pasé cosas como en todos sitios, conocí personas interesantes, otras no tan interesantes, algunas aburridas, algunas angustiadas y otras angustiosas,...Le di mi primer chape con lengua a un fulanito, además también quizás me enamoré por primera vez como nunca lo había hecho antes, como un adolecente bobo  y soñador, después de esa "mala experiencia amorosa" nunca nada volvería a ser lo mismo, maduré mucho, vi mi vida de manera práctica con problemas  y soluciones prácticas.
 Sentí que como ser humano por mucho intento que hiciera nunca iba a ser perfecto y que nunca iba a tener la "vida más bonita", si no que la felicidad es efímera, escurridiza, dura mucho menos que una velita misionera, , pero cuando llega y se sabe disfrutar , es hermoso, es placentero y MUY BUENO para el organismo y para el alma.....sí acaso existe!!
Salí a hacer campañas de concientización homosexual, ósea repartir folletitos o panfletos que le dábamos a las personas para intentar convencerlas que los homosexuales en este país tenemos derechos, algunos nos avergonzaban, otros se reían,  se burlaban, pero saben?
--- ESO NO IMPORTABA, sentíamos que hacíamos lo correcto!!!
Y a decir verdad en aquellos tiempos éramos solo 4 gatos los que hacíamos eso. Yo debo de aclarar que nunca participé activamente, nunca estuve ni en planilla ni como colaborador inscrito…. Yo apenas  era un activista ocasional, uno que iba quizás una vez por semana.
Esto es  parte de mis recuerdos que me llenan de orgullo porque lo poco o quizás  nada que hice, me ayudaron mucho.
Y por supuesto me siento muy  orgulloso de eso. Participé en algunas manifestaciones, escuché que alguien dijo que era la 2da o 3era marcha del orgullo gay, una marcha bien rala de gente en la plaza San Martín. No éramos más de 40 personas, o eso es lo que recuerdo.
Sin embargo esas pequeñas luchas donde éramos  poquísimos, eran el inicio de lo  que ahora - varios años después -  sean miles los que participen en esta marcha del orgullo, y aunque no siempre puedo ir, la de los  años 2010 y 2011, me encantó por la cantidad de personas que asistieron, no menos de 10,000 almas que coreábamos que existimos que queremos nuestros derechos que bien nos corresponde.
Dentro de mi personalidad medio politiquera y con una ideología que me marcaba ser un liberal y amar la libertad dentro de todo el contexto que me fuera posible, decidí  volver a nacer. Lamento que no todos los que asistían al mhol en aquella época se llenasen de ese entusiasmo por saber defenderse, pero las cosas son así, como solía decir mi abuela, " hay de todo en esta viña del Señor".
El Mhol representó mucho para mí, me ayudó en un momento muy importante de mi vida, el Mhol como institución me ayudó mucho a cimentar mi forma de ser, mi rebeldía y mi orgullo si se quiere por ser y hacerme llamar homosexual, es ahí que empieza mi lucha real por asumir mi homosexualidad, y creo que después después de casi 20 años, lo logré.
Hoy por hoy me siento satisfecho por ser como soy, con mis carencias, con mis cosas malas, buenas, mis mataperradas, mis libertinajes, pero al fin y al cabo, soy el gay limeño que soy y eso es suficiente para mí.
Todo mi entorno sabe que soy gay, y cuando digo todos , es familiares, vecinos, amigos etc.,. Y lo digo cada vez que puedo.
 Alguna vez alguien me dijo: "Yo no necesito usar un aviso con mi sexualidad".
Eso es cierto, al final lo que pase en tu cama es solo cosa tuya,  Pero también es cierto que cuando eres hombre y no te ven con chicas y pasan los años, pues la gente pregunta, la gente habla, porque tiene que hablar de alguien, es algo con lo que uno aprende a convivir te guste o no.
Así que cuando hay la oportunidad hablo de mi sexualidad, sin vergüenza,
 ¿y si me joden?, ...pues que lo hagan. Y  espero que lo hagan  bien, porque mi respuesta o mi broma, será peor y más dura en palabras!!!...Porqué soy picón y no me gusta perder!
 /todos tienen debilidades por los temas sexuales, sobre todo los casados… hay cosas que no hablan así no más.. Así que cuando los bromeo como si realmente supiera algo de ellos. Bajan la mirada y prefieren no volverme a tocar para que no vaya más lejos/
Por ejemplo , el otro día  un amigo mío de años que  me dijo dentro de un grupo de personas, en una fiesta familiar  que la penetración anal es dolorosa y que él nunca lo haría, además porqué es “Recontra-Macho”… intentando humillarme, claro está.
Y sin saber, le respondí en el mismo tono de voz altivo y maldiciente:  ¿Ah sí?, qué extraño.. Por ahí comentaron que “alguna vez no te viste con Paraguay”.. Tú sabes la gente habla!! Y las noticias llegan a mí sin querer. ¿Quieres que dé más detalles?
El tipo no supo que hacer, apenas atinó a reírse, el grupo se burló de él, y lo presionó para que desmienta semejante afrenta…..Pero no pudo, se avergonzó demasiado.
La verdad es que ni sé que  hubiera  dicho  si me hubiera pedido pruebas.. Porque evidentemente, no sabía de su sexualidad, pero quizás sin querer  presioné una herida. Y como sabe que los gays  solemos estar informados.. Pues no se arriesgó a más. Nunca más se atrevió a retarme ni a retocar el tema.
El grupo de personas eran conocidos de años, y la confianza es mucha con algunos. Pero a veces uno tiene que TOMAR AL TORO POR LAS ASTAS, para conseguir salir airoso.
Y como soy medio deslenguado, creo que muchos se abstienen por eso... el ataque duro, directo y corto en tiempo forma parte de una buena defensa!!.
Sé de los que les hablo.
Continuará...






No hay comentarios:

Publicar un comentario