kike282002@yahoo.com

miércoles, 26 de febrero de 2014

25 CENTIMENTROS

25   C E N T I M E T R O S 
                                                 

            Después de haber charlado harto en el chat y luego en el Messenger. Decidí conocerlo a ver si tal promesa de llevarme a las “estrellas” iba a ser realidad. Fui hasta su mini departamento muy cerca del OVALO GUTIERREZ. Él, un tipo muy alto de y metro y ochenta y  tantos aproximadamente, blanco como los churros antes de freírse en aceite, pelo corto y con algunas marcas en el rostro de antiguos forúnculos. Aunque feo no era, pero le notaba cierta ansiedad para irnos a intimar.
           
            Ya en su habitación, nos besamos apasionadamente, nos acariciamos, me dijo que le gustaban los tipos corpulentos, gordos o gruesos, de culo grande o gordo y además de baja estatura, que al parecer tenía un fetiche con ese tipo de personas, y bueno yo encajaba perfectamente en sus fantasías.

            A veces soy algo deslenguado y provocador. En el chat siempre le dije que no creía que tuviera sus famosos 25cm. de  pene de los que tanto pregonaba, así que entre coqueteos eróticos de lo que cualquier chatero desinhibido hace gala  detrás de un computador estuvimos varias semanas charlando. Hasta que me animé a ir a nuestra cita.

            Cuando nos desnudamos, definitivamente era el pene más grande por el largo y el grueso que yo he podido ver, tocar, estimular, y atorarme hasta las lágrimas. Soy un buen consumidor de Pornografía, he visto de todo un poco, he visto desde simples  encuentros eróticos hasta encuentros coprolalias realmente dignos de estudios biológicos,  además de una vasta experiencia sexual. Y penes así, solo en películas.

Hasta ese día el pene  más grande que se cruzó en mi camino era de unos 23 centímetros aproximadamente (o quizás algo menos) de un atractivo, tostado además de chato y corpulento colombiano fisiculturista que llegó hace varios años atrás a Lima y se promocionaba como scort de una agencia de prostitutos  y que por supuesto contraté para una fiestita privada de cumpleaños.

            Este chico Activo alto San isidrino  vaya que ya estaba preparado para el tema, tenía en su pequeño departamento no menos de 3 pomos de  lubricantes, Súper condones extra-large, además de “Lidocaína” que en buena cuenta es como una crema en gel que se usa como adormecedor, no solo para el ano, si no para otros zonas que requieran dolor.
           
El tipo tuvo mucha paciencia conmigo, yo de ver ese “brazo de bebe” colgado entre sus piernas,  realmente estaba con  miedo de poder cumplir con los honores. Años antes con el colombiano no tuve problema puesto que su erección no era muy sólida, así que no fue algo que me haya dejado marcado.

Siempre fue amable, siempre tuvo mucha paciencia para conmigo, y es una parte de esa experiencia que rescaté para mí, la paciencia, la forma de tener sexo e intentar ser animal pero pensando en los tiempos y la personalidad del amante de turno. Así que hoy me tomo mi tiempo cuando copulo con algún tímido o persona con muy poca experiencia.

Aunque no tenía una regla en ese momento, pero me tome la molestia mientras jugueteábamos a medir su enorme pene con respecto a la punta de mi dedo medio hasta donde llegase en mi brazo... y cuando llegué a casa, pude comprobar que lo que me dijo, era bien cierto, me dijo que cuando viajaba a los estados Unidos y Europa solía encontrar tipos como él, que el biotipo caucásico era de tipos con penes enormes.

Dios mío!!!.... exclamé cuando me dijo: “ahora gordito”.  Después de varios minutos de caricias frente y a frente y una de las masturbaciones de mayor recorrido le he hecho a otra persona.

 En pose “De perrito”, y aunque muchas veces me dijo: relájate papi, vamos gordito tú me gustas…. Te prometo que no te va a doler, creo que el consuelo era peor que la penitencia. Será de las pocas veces que me he sentido tan arrepentido de ser homosexual, y cuestionarme seriamente si valía la pena tanto esfuerzo.
 Esa monstruosidad era demasiado grande, además de muy dura. (Siempre escuché que cuando eran tan grandes los penes, sus erecciones normal  y proporcionalmente  más blandas)... Comprobé que esa teoría simplemente es falsa y que quién  la haya dicho se le ocurrió para auto consolarse.

Empezamos con no menos de media hora de hacerme masajes pélvicos y además  colocarme la lidocaína  muy suavemente con sus dedos. Mientras de rato en rato se cogía su pene a modo de masturbación, también me cogía el pene de rato en rato viendo si con sus estimulaciones yo  lograba tener una erección. La verdad, yo estaba más nervioso que en mi primera relación sexual.

Luego vinieron sus juegos de dedos, que para variar eran bien largos, primero uno, muy suavemente, luego otro, y término con 3 al final. Después de eso lo empezamos a intentar. Poco a poco, primero la cabecita, luego poco a poco el tronco  de su pene. Al principio no había nada del otro mundo, luego cuando pensé que ya me había penetrado todo empezó a moverse muy suavemente , de lado a lado de adelante hacía atrás, delicadamente, tomándose su tiempo, acariciándome las nalgas, la espalda, diciéndome palabras dulces al oído, palabras de amor, y de pasión.
------------------------------- 0 ---------------------------------------
Creo que sin lugar a dudas ha sido uno de los pocos seres humanos que se ha tomado su tiempo en aprender y cultivar la paciencia y  la suavidad sexual. Quizás por los múltiples amantes que se negaban a seguir, o que no deseaban llegar más allá.

Luego de ese tema también hablamos, por ratos para él era frustrante tener un amante y una pareja al menos en Perú, porque no lograban aguantarlo ni mucho ni poco. Por eso y por su trabajo empezó a viajar al extranjero y es ahí donde precisamente se encuentra con tipos como él o al menos eso me contó. No recuerdo su nombre, no me interesa recordarlo, la relación sexual que tuve con él fue de las más bizarras que he podido tener.
-------------------------------- 0 ------------------------------------------

Le pregunté volteando la cabeza hacia atrás, ya que como dije antes me encontraba en “4 patas”, -------- ¿sí ya había entrado todo?..
Sé río ---  y me respondió: No va ni la mitad. jejejejeeje
En ese mismo instante  empecé a sudar  mucho, empecé a sudar frío,  sentía que toda mi piel se mojaba, no me encontraba excitado, me había bloqueado... decidí relajarme como lo solía hacer siempre y enfocarme realmente en lo que estaba haciendo. Me preguntaba _ ¿qué diablos hacía ahí?..
Pero así como soy de soberbio, también lo soy de curioso, y algo me decía a mí, que tenía que ver como terminaba esta experiencia  con el objetivo de contarlo alguna vez, porque sí, siempre creí que lo poco o nada que yo viviese debía comentarlo. Algunas veces me he descrito como un escritor frustrado, un periodista frustrado, un abogado frustrado... Que acompañan a mis decenas de frustraciones más que están guardadas en el diván de mi psiquis.
Pues bien, ya estaba ahí y debía esforzarme por soltar mis esfínteres y dar lo mejor de mí.
--------------------------- 0 --------------------------------
¿Estás bien papi? --- me preguntó.
Sí le dije, aunque la verdad me siento nervioso.
            ---- jejejejeje ---- No que ¿No me creías?..¿Ahora me crees?.. Me retó amable y  sutilmente.
Le Respondí: Sí bueno, a veces soy deslenguado, pero vamos a ver pues. Vamos papi, no te pongas nervioso. Suéltate, estas tenso, disfrútalo. Quiebra el culo, así entra más rápido… quiébralo bien, más.. Quiébralo más, sonaba como una orden militar sus palabras.
Vamos, papi, dale!..
Despacio huevón!!—le decía.
Jajajaja, ya, no te preocupes.. Relájate, suelta, suéltate. Sé hacerlo, y sabes que estoy haciendo las cosas muy suavemente, si necesitas más lubricante me avisas. /Qué más lubricante necesitaba mi culo ya parecía un pote de mantequilla/
---- Empezó a empujar un poco más, poco a poco, más y más adentro.
            Es cuando me empieza a doler, un dolor intenso, como de presión hacia mi interior.
            Le decía: Despacio, me está doliendo. …cerraba los ojos del dolor, de la incomodidad. Sentía que sudaba de los nervios más cada vez.
            Siguió introduciendo su miembro cada vez, y el dolor cada vez era más y más intenso, la sensación de que había llegado AL FINAL DEL TUNEL, me era fuerte y dolorosa.
            Auuu! Miérda, ya no me jodas!... sácalo huevón, me duele como miérda.. Sácalo ya!!
            Ya papi, espérame un poquito,
            Carajo sácalo ya!!... ya algo amargo e intentando zafarme por mí cuenta asintiéndome hacia adelante.
            Él cogiéndome fuerte  de la cintura aprisionando mi escape... e intentando calmarme.
            Le decía: YA NO AGUANTO HUEVON, ME DUELE COMO MIERDA!
            Ya papi, solo relájate un poquito más, no la voy a meter más, falta la mitad, pero solo me quedo ahí.. Sé que te duele, pero vamos a terminar..
            ¿Cómo voy a terminar si me está doliendo el culo?.. Más de lo normal me preguntaba.
            Me decía muy suavemente: Ya papi, voy a sacarla un poquito, pero despacio.
            Auch!.. Ya apúrate huevón. /Puta madre ni más me pongo jodido en el chat. Ni más!—me recriminaba en mi pensamiento/.
            Mientras la sacaba muy despacio, vi algo inusual en mis manos que estaban cerradas en puño encima de la cama.. Estaban temblando, el dolor a desgarro que tuve fue intenso y fuerte...
            Entonces este flaco pingón me dijo: papi, me arrecha mucho que te quejes, sentirte que te esfuerzas, dame solo unos segundo y termino…vale?
            Era mi orgullo de un tipo sexualmente apasionado, la que me impidió decirle que no. Consideré que si llegué a mi límite sexual, al menos estaba en el deber de “QUEMAR HASTA EL ÚLTIMO CARTUCHO”
            Entonces le dije:
            YA.. PERO HASLO!!...PERO  RAPIDO, QUE ESTOY CON UN DOLOR INTENSO.
            Ya bebe…. Que rico estas, dame un toque..
            Le dije: Ni se te ocurra empujármela toda ah!! .. Te pateo huevón...
            Él dio una ligera sonrisa y me dijo: No te preocupes, solo estoy en la mitad, y ahí no más queda.
            No pasó ni 20 segundos y ya había eyaculado..
            Fue la eyaculación precoz de un activo que haya tenido en una cama…. Y la más feliz de mi vida.
            Terminamos echados, el jadeando, yo totalmente empapado de sudor, de una malestar intestinal que no lo había sentido así no más nunca en mi vida. Parecía que había tenido un parto.
            Fui al baño, una sensación terrible me embargaba, era como si quisiera defecar y a la vez no podía, supuse que era la lidocaína que ya le pasaba su efecto.
            Me dolía adentro de los intestinos, me aseé interiormente lo que pude, vi que no habría restos de sangre, eso ya me tranquilizaba un poco, porque por un rato pensé que “Me había roto algo ahí adentro”.
           
Nos quedamos una hora más viendo tv. Yo descansaba, charlábamos de todo un poco, pero sobretodo del problema que suele tener con las personas que conoce, incluso no había logrado a sus 27 años de hacerse de una pareja estable, y que incluso cuando salía con mujeres años antes, también tuvo esos inconvenientes con la mayoría de ellas. Me contó de algunas anécdotas de sangrados, de “culos rotos”, de personas que incluso lo citaban solo para satisfacer su curiosidad y no llegar más lejos.

Lo que lo hizo “profesionalizarse” más en el tema de la penetración a gran escala, aprendió técnicas de relajación, llevó cursos de yoga, tuvo incluso clases con sexólogos, que le dijeron como proceder y como “controlar” sus ímpetus sexuales, y que debido a su condición de SUPER DOTADO, debería ser paciente e inteligente para  seleccionar a sus parejas o amantes. Incluso el hecho de enfocarse sexualmente a no introducirlo todo, si no apenas tener sexo con una parte de su falo.

            Pero pensé y le pregunté que habían personas que si buscan algo así, que buscan “cosas descomunales”, me dijo que sí, pero que al menos en Perú solo había encontrado alguien que una vez le toleró todo, y que era una travestí que se cogió de por ahí y que precisamente, manejaba esos “estándares” porque había sido prostituta muchos años en Francia e Italia, y que allí, esos temas  eran mucho más cotidianos.
            Aunque mucho adoraríamos tener algo así, en el fondo sentí lastima por lo que me contaba, debía ser muy difícil no poder “consumar” el sexo con alguien que ames, y tener que resignarte a “manejar tu enorme problema”, o quizás simplemente a arriesgarte a conocer a alguien que te agradase mucho, y que no pudiera estar a la altura de las circunstancias.
            “muchos tiene poco y añoran más y pocos tienen mucho, y no quisieran tanto”.
            A cerca de las 4:00pm me retiré a mi casa, con la misma sensación que más que dolorosa era incomoda, Ni siquiera era capaz de poder “echarme gasecito”, porque temía que podría pasar un rato bien desagradable, el viaje en el bus se me hizo interminable.
            El flaco me llamo algunas otras veces después, pero no me animé a reencontrarme con aquel tipo que literalmente me dejó hecho añicos en la cama.


 Definitivamente  había encontrado mi límite sexual.

2 comentarios:

  1. Pucba tienes razon ... pero haber si te pasas ps algun dato k permita tener contacto con este hombre ... ps si da curiosidad

    ResponderEliminar